sábado, 19 de marzo de 2011

DIA 170

Esta mañana me he levantado a las 12:00, después de un buen desayuno he acudido a la Ciudad Deportiva donde hoy teníamos la presentación del Club Atletismo Tafalla, al terminar la presentación hemos tenido un aperitivo y a eso de las 14:45 comenzaba desde la Ciudad Deportiva con mi Maratón. Con mucha pereza y pocas ganas de correr he salido en busca del abrigo ya que hacia muchisimo aire. Así pues he subido hasta el Maño, después he cogido la carretera de Olleta y he subido hasta el Alto de Olleta, luego he regresado hasta El Maño para subir a Pueyo y beber un trago de agua, luego vuelta a Tafalla para terminar los dos últimos kilómetros por la nueva urbanizacion.
Han sido 42,20 kilómetros en 3h 58m.






Foto de grupo. Que gozada ver tanta chavaleria.

Jovenes promesas.

Dos horas después subiendo Olleta.

Llegada.

3 comentarios:

emilio dijo...

Otro cambio de digitos 170, si es que si todo transcurre con normalidad la 200 esta a la vuelta de la esquina. Aqui mucho calor parece qu estamos en agosto. Dia a dia estas haciendo historia,esperemos que algun iluminado te ponga a la altura de los grandes.PORQUE TU ERES GRANDE(pero no de estatura,jajaja,que ya lo eres).Riki sigues a si porque eres todo VOLUNTAD,CORAJE,PUNDONOR Y EN TI TENEMOS UN ESPEJO DONDE MIRARNOS. UN ABRAZO Y QUE HAYAS DISFRUTADO DEL DIA DEL PADRE.

achuchonsitos para todossssssssssss

albertoU dijo...

Ánimo Riki!
Ayer salí a cenar con mi hijo y un sobrino. Salió en la conversación el reto de Riki, y al terminar encontramos con él!!
Día completo el que pegaste ayer!
Venga que esta semana hará mejor tiempo.

Saludos a tod@s!

albertxo dijo...

Riki, seguro que la chavalería también habrá gozado con tu compañía. Todavía son jóvenes y ya tienen un espejo donde mirarse, seguro que más de uno se anima a acompañarte un ratito en alguna de tus maratones.


---
Tal día como hoy, en 1813 nació David Livingstone, misionero y aventurero escocés, quien a lo largo de sus expediciones recorrió todo el continente africano.

Durante varios años no se supo nada acerca de él, por lo que el periódico New York Herald organizó una expedición de socorro que fue confiada a Henry Stanley, quien, en 1871, consiguió encontrar a Livingstone en las orillas del citado lago, en la ciudad de Ujiji. En ese encuentro Stanley pronunció su famosa frase: "DOCTOR LIVINGSTONE, SUPONGO".

Un abrazo
Albertxo