jueves, 22 de septiembre de 2016

GOLPE DE MALA SUERTE (ROTURA DE RADIO)

El viernes 5 de agosto y después de casi dos meses de baja y de obligado paron deportivo me dieron el alta médica.
Ese día lo primero que hice al salir de la consulta fue coger la bici y realizar 140 kilómetros, las sensaciones fueron mejor de lo esperado, eso si al día siguiente apenas me podía mover. Los primeros entrenos de carrera a pie fueron un suplicio, me recordaba mis comienzos, con casi seis kilos de mas me costaba mucho mover el cuerpo, me sentía torpe y como si hubiera olvidado correr. Poco a poco y con un cuerpo dolorido fue pasando la primera semana y mi cuerpo se empezaba a entonar. Después de disfrutar de una primera semana de vacaciones en Tafalla viajamos como cada verano Asturias para seguir disfrutando de los entrenamientos y de la familia. Este año seria diferente, otros años entreno menos en el periodo vacacional, pero este me tendría que esmerar para activar mi cuerpo. Así fue, cada mañana mi despertador sonaba temprano con la ilusión de salir a entrenar y preparar mi vuelta a la competición el Ironman de Vichy (Francia) el ultimo fin de semana de agosto. También los futuros grandes retos del mes de septiembre y octubre. Un día Lagos, otro Mirador del Fito, otro carrera a pie, se trataba de ir afinando y volver a ser quien era.
Todo marchaba bastante bien, hasta que la tarde del martes 23 de agosto y mientras realizábamos una sesión de fotos con mi mujer Ivana tuve la mala suerte de caer de una pequeña altura y golpear mi costado izquierdo contra el suelo. Al poco de caer ya vi que me había hecho daño, fuerte golpe en la sien y sobre todo mi muñeca izquierda enseguida se inflamo y dolía mucho.
Enseguida nos dirigimos al Hospital de Oviedo donde me dieron cinco puntos en la sien y me realizaron placas donde se vio la rotura del radio de mi muñeca izquierda.
Esta segunda lesión me ha costado mucho encajarla, así como la de las costillas enseguida le di la vuelta, esta me dejo muy tocado, tenia muchas ilusiones y muchas esperanzas puestas en esta segunda mitad del año que todas se fueron al traste en unas horas. Cada mañana me levantaba y me miraba a la escayola diciendo no puede ser, tiene que ser un mal sueño.
Han sido tres semanas muy duras, ahora poco a poco voy retomando los largos paseos a espera de poder correr y lo mas importante me ha vuelto la ilusión por hacer cosas, ya estoy preparando y planificando algún reto bonito para final de año y despedir este año maldito con buen sabor de boca.
Esta claro que los años pares no son mi fuerte.
Ganas e ilusión para un 2017 esperemos cargado de grandes proyectos



Primeros entrenos de carrera a pie por el Plano 


Largas jornadas en bici en busca de recuperar la forma 


Mirador del Fito, uno de los clásicos de mis estancias en Asturias 


Otro de los clásicos, ascensión a los Lagos de Covadonga 


Investigando nuevas carreteras por Asturias 


Mi ultimo entreno antes de la caída, 25 kilometros de carrera a pie 


Poco despues de la caída 


Salida del hospital de Oviedo, brazo escayolado y cinco puntos en la sien 


Placa de la rotura del radio de mi muñeca izquierda 

miércoles, 21 de septiembre de 2016

BARCELONA - SAN SEBASTIAN NON STOP

La segunda semana de junio y animado por el equipo Acción Titán que fueron mis compañeros de la Titán Desert viajamos a Barcelona para participar en la Powerade Series Barcelona – San Sebastian.
Viajamos un equipo de cuatro personas para hacerla a relevos y yo que lo intentaría en solitario. Bajamos a Barcelona en una autocaravana, allí nos esperaban Odei Gil y sus padres que harían nuestra asistencia en carrera.
Sobre las seis de la tarde y con bastante calor se dio la salida. Una salida muy rápida que nos llevo con casi 28 Km/h hasta las faldas de Monserrat, allí comenzaba la primera subida exigente, poco a poco fue anocheciendo para llegar al primer punto de control en Calaf, comimos algo y reponer líquidos y de nuevo en ruta, una tormenta sobre las tres de la madrugada nos dejo helados y empapados. Al llegar a Balaguer tuvimos que cambiarnos de ropa y darle un manguerazo a la bici. Sobre las cuatro de la madrugada salíamos de Balaguer, las horas antes del amanecer me resultaron muy duras, mucho sueño, me dormía encima del manillar, ya cuando amaneció me fui recuperando y Odei que era mi compañero de aventura comenzó a pasarlo mal, hasta tal punto que pensó en abandonar en Sariñena que era el siguiente punto de control. Unos 20 kilómetros antes de Sariñena decidimos separarnos y yo seguí en solitario hasta Sariñena. Al salir de Sariñena y rumbo a Zuera me cogio por detrás un grupo de cuatro corredores en el que viajaban conocidos de la Titán, así pues resulto la etapa mas cómoda y llevadera hasta llegar a Zuera.
La pena es que en Zuera todos ellos tenían relevo y yo no, los demás cogieron el testigo y marcharon hacia Tafalla. Yo comí algo me hidrate y con todo el calor a eso de las tres de la tarde decidí emprender aventura, por delante me esperaban los Monegros, calor, mucho viento y para colmo el teléfono móvil roto. Nada mas salir le di muchas vueltas a que hacer, pero no había otra opción, los primeros kilómetros pensé muchas veces en dar media vuelta. Después de dos horas en solitario pare al baño con la fortuna de que un corredor que también marchaba en solitario llego por detrás. Fue como una aparición en medio del desierto, así que enseguida comenzamos a charlar e hicimos una buena relación, los dos llevábamos ritmos parecidos y nos fuimos de gran ayuda para cruzar los Monegros con el fuerte viento en contra. Llegamos a Carcastillo sobre las once de la noche, allí se unió Atilano para hacer labores de equipo y bajarme algo caliente de cenar. Después de un pequeño descanso seguimos rumbo a Tafalla en compañía de Alberto, el chico de Granada que fue mi compañero de viaje.
Llegamos a Tafalla sobre las tres de la madrugada, viendo que el control lo cerraban a las seis, pasamos y decidimos descansar para seguir a eso de las 5:30. Yo era una cosa que ya tenia planeada, descansar en casa un par de horas antes de seguir, así pues quede con Alberto a las 5:30 y nos fuimos a descansar.
Subí a mi casa como estaba escrito en mi guión, antes de tumbarme un poco y viendo como llevaba las piernas decidí ducharme, después de la ducha me estaba aplicando una crema de recuperación y al bajar la pierna al suelo tropecé con la mesa baja del salón con la mala suerte que caí con el costado sobre el nervio del sofá. Del fuerte golpe perdí el conocimiento y quede tendido en el suelo, pasado un rato me desperte aturdido no sabiendo bien que había pasado, al ir a levantarme note un fuerte dolor en el costado, llame a Atilano y nos desplazamos en coche hasta el Hospital de Navarra, allí me hicieron placas y pruebas y se vio la rotura de tres costillas.
Todo resulto un cúmulo de mala suerte, si que es cierto que se juntaron muchas cosas, la más importante fue el cansancio y la falta de reflejos.
Así pues ha sido un largo verano, dos meses parado hasta coger alta medica a comienzos de agosto y coincidiendo con las vacaciones del trabajo.
Han sido dos largos meses en los que he aprovechado para sacarme la titulación de Coaching Deportivo, estar con la familia y ordenar ideas.
En esta recuperación me han ayudado mucho David Puigdefabregas y Daniel Capitán del Centro Akantos de Noain.
La verdad que viajaba a Barcelona con mucho miedo, me enfrentaba a algo desconocido para mí, nunca antes había rodado tantas horas encima de una bici de montaña, además de tener muy poca técnica encima de ella. La experiencia ha sido muy positiva y el próximo año espero estar en la línea de salida para sacarme la espina.



Camino de Sariñena 


Avituallamiento en Zuera 


Llegada a Tafalla en compañía de Ati 


Entrando en urgencias del Hospital de Pamplona 


Gran ayuda del Centro Akantos de Noain para la recuperación 


Tratamiento con Indiva para acelerar la recuperación 


La zona golpeada 

ULTRATRI MOTRIL

Para mi Ultratri supuso una gran experiencia. Era mi primer Ultraman de forma oficial, es decir compitiendo contra otros participantes.
Me desplace a Motril solamente tres días después de regresar del doble de Lanzarote y en compañía de dos amigos de confianza como son Pedro Miguel Torrano (Wifi) e Ignacio Caballero (Ati). Bajaba con muchas dudas y con la incertidumbre de saber si habría recuperado del esfuerzo de Lanzarote.
El primer día los 10 kilómetros a nado se hicieron muy duros por las condiciones de la mar, muchísimo oleaje, eran cinco vueltas de dos kilómetros, tuve que salir tres veces muy mareado y parar un rato a comer algo. Respecto a mis tiempos habituales realice mas de media hora de mas, en muchos momentos hasta pensé que no seria capaz de completar la natación, lo pase peor que nunca en el agua, pero por otro lado me queda la satisfacción de saber sufrir en los momentos duros y difíciles. Salí del agua en octava posición poseído en busca de la bici, hice una rápida transición y comencé con mucha fuerza remontando hasta la cuarta posición en meta y realizando el mejor parcial de la bici. Mi tiempo en meta de esta primera etapa fue de 8:56:41
El segundo día salíamos en orden inverso a la llegada desde dentro del buque Armas junto al puerto. El recorrido fue precioso, muy exigente y con mucho desnivel acumulado, la zona de las Alpujarras espectacular y muy dura, una pena fue un inoportuno reventón de mi rueda delantera que casi me lleva al suelo, aquí perdí unos diez minutos entre ritmo y reparar. La puntilla de la jornada la pondría el fuerte viento de cara por la Nacional camino de Motril los últimos 40 kilómetros.
A pesar del pinchazo logre el segundo mejor tiempo de la etapa con 10:52:42 y colocarme tercero de la clasificación general.
El ultimo día la doble Maratón fue de gran desgaste, una primera parte bastante llevadera y una segunda muy exigente con largas rectas por la nacional y con la subida al puerto como puntilla. Este último día salíamos también en orden inverso, enseguida me pillo por detrás el líder Marc Puig, charlamos y decidimos ir juntos hasta casi el kilómetro 50, nos vino bien la compañía. El paso por la Maratón fue muy bueno en tres horas y media. Después el ritmo de Marc era más alto y me deje caer sin perder demasiado ritmo y completar una doble Maratón muy digna en 7:38:43 con un tercer mejor tiempo de etapa.
Como decía al principio ha sido una experiencia muy positiva y muy enriquecedora. El ambiente y la convivencia con los demás equipos y corredores fue de lo mejor de esta experiencia. La familia Ultratri ha sido y será una gran familia donde por encima de la competición esta el buen ambiente y el compañerismo.
El equipo de apoyo ha jugado un gran papel para poder sacar adelante estos 515 kilómetros y ellos más que nunca se han implicado en este reto, mucho que agradecerles a Wifi y Ati dos piezas claves en este debut en Ultraman.
Una experiencia que esperamos repetir la próxima edición 2017




Retirada de dorsal y acreditaciones con el equipo de apoyo 


Jueves 26 de mayo al punto de la mañana hora de comenzar 


Ajustando las gafas antes de volver al agua 


Salida muy mareado comiendo algo 


Comienzo de la segunda etapa el viernes junto al buque Armas 


Gran ambiente dentro del buque con los demás corredores 


Cara de satisfacción tras la llegada de la segunda etapa 


Cara de concentración y pensando en como afrontar la doble Maratón 


Grande como siempre el equipo, mas imprescindible que nunca 


Dorsal 40 


Salida de la doble Maratón 


Corriendo junto a Marc 


Felicitando al ganador tras la doble Maratón 


Gran ambiente en la convivencia con los demás participantes 


Aplausos del publico al ir a recoger mi galardón  


Recibiendo el premio como tercer clasificado 


Los tres primeros clasificados junto a organizadores, autoridades y patrocinadores 


La prensa del día después

DOBLE IRONMAN DE LANZAROTE

Una semana después del half de Pamplona viaje a Lanzarote en compañía del bueno de Atilano,
La idea era intentar un doble Ironman sobre el recorrido del Ironman de Lanzarote, el reto comenzaría la tarde del viernes después de entregar el material para el oficial y unir uno nocturno con la salida del Ironman oficial.
El reto surgió en la Feria de la Maratón de Barcelona por uno de mis patrocinadores Skechers que es la zapatilla oficial del circuito Ironman de Europa. Así pues le di una vuelta al tema y me pareció un reto original para el 25 aniversario de la prueba. Lanzarote tiene algo especial, ya en mi debut hace tres años me marco mucho, el año pasado con los 100 llevamos el exigente reto de completar ocho consecutivos donde sufrimos lo que no esta escrito.
Este año la apuesta era arriesgada, me daba mucho respeto un doble sobre un recorrido tan exigente, mas aun teniendo en cuenta que no me enfrentaba a los 226 kilómetros desde el último Ironman del reto.
Pues bien la tarde del viernes hicimos la entrega del material como el resto de corredores y en vez de irnos a descansar, me tome un café y me lance al mar en busca de mis primeros 3,8 Km a nado, salir del agua, coger la bici y en busca de los primeros 180 Km de bici, hacia el kilómetro 60 se hizo de noche y tuve que completar el recorrido con la ayuda de mis luces y la compañía de Ati en el vehiculo de apoyo. Al llegar al paseo me esperaba el amigo Ramón taxista de Lanzarote y buen amigo para acompañarme en esa primera Maratón. Complete el primero en algo más de catorce horas y solamente 25 minutos antes del comienzo del oficial. Apenas pude comer algo caliente antes de calzarme el neopreno y lanzarme de nuevo al mar entre los más de 2.000 participantes.
Nunca había doblado en aguas abiertas y esto me daba mucho respeto, si te da un calambre o cualquier problema muscular no tienes donde agarrarte, así que con mucho miedo salí de los últimos corredores y comencé a nadar despacio, poco a poco fui cogiendo confianza a medida que veía que mi cuerpo se templaba. Cual fue mi grata sorpresa que realice el mejor tiempo a nado de las tres participaciones oficiales en Lanzarote. Una vez fuera de agua tocaba repetir los 180 duros y exigentes kilómetros de bici, los primeros fueron rápidos, después enseguida me entro el sueño y pase unas horas muy malas. Al final logre llegar de nuevo al paseo y realizar la última de las transiciones.
El comienzo de la Maratón fue bastante bueno, después comencé a caminar sobre el kilómetros 12 y pensé que aquello seria interminable, tuve una crisis hasta pasado el kilómetro 25 que logre vencer y pude completar esta segunda Maratón haciendo una ultima vuelta muy digna y logrando bajar de las 30 horas.
Reto superado y muy satisfecho, mi cuerpo se comporto a la perfección, yo diría que como nunca en un esfuerzo de tantas horas.



Reconociendo el terreno el día previo 


Con el amigo Ati antes de comenzar 


Entrevista con Odei antes del lanzarme al agua 


Primeros 3,8 de nado 


Recta del Timanfaya al atardecer 


Comenzando la Maratón nocturna con el amigo Ramón 


Final del primero despues de algo mas de 14 horas 


Subida al Mirador del Río del segundo Ironman 


Llegada a meta 


Feliz y contento de lograr este doble en 29 horas y 59 minutos 

HALF PAMPLONA

Solamente dos semanas después de la Titán llegaría la primera competición del año en Triatlón. Dos días antes había llegado mi nueva cabra que apenas pude probar.
Curiosidades de la vida era mi debut en media distancia, nunca antes había competido en un half (1,9 Km a nado, 90 Km de bici y 21,1 Km de carrera a pie).
El invierno no fue fácil, empecé los primeros meses del año con una gran forma corriendo, finales de febrero comencé con muchas molestias debajo del culo que me impedían disfrutar, en la Maratón de Barcelona force y las siguientes dos semanas apenas pude correr. El agua después de la Maratón en la piscina apenas la había tocado y en bici había realizado horas de BTT, pero apenas ningún entreno de calidad. Ante todo esto me plante en el embalse de Alloz con muchas dudas.
Sobre las tres de la tarde se dio la salida, en el agua logre disfrutar y salir con un crono 31:56. Seguidamente cogí la bici y a pesar de no ir demasiado cómodo en un recorrido cargado de repechos y con bastante viento logre parar el crono en 2:38 a casi 34 Km/h de media. En la media maratón toco sufrir, el centro de Pamplona estaba lleno de publico y mucha animación, esos kilómetros pasaban rápido, lo peor era la zona del paseo del Arga donde costaba mas mantener el ritmo.
Al final logre un tiempo en meta de 4:46:09
La experiencia fue muy bonita, además el hecho de correr en casa con los ánimos del público motiva mucho.
Físicamente me he encontrado mucho mejor de lo esperado.



Solamente tuve un día de aclimatación para la nueva cabra 


Cara de concentración antes de comenzar 


Entrada en Pamplona 


Duro repecho para terminar con la bici 


La zona del centro de Pamplona era un lujo, mucho publico y gran animación 

lunes, 19 de septiembre de 2016

TITAN DESERT

El pasado mes de abril pude disfrutar de una de las mejores experiencias de mi vida.
Gracias al proyecto lanzado por la Clinica Universitaria de Navarra en colaboración con el fabricante de bicicletas Navarro Conor fui en calidad de padrino del equipo Acción Titán a la prestigiosa prueba del desierto.
El equipo estaba compuesto por nueve corredores, dos capitanes y dos padrinos, Valentì Sanjuan y yo.
La verdad es que como he dicho al principio fue una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida.
Este año fue una Titán novedosa, con las dos primeras etapas en Iframe (zona de montaña junto al Atlas) después una inédita jornada de descanso con traslado al puro desierto para completar las siguientes cuatro etapas por el árido desierto junto a Errachidia.
Fueron unos primeros meses del año cargados de ilusión y largas jornadas de BTT en compañía del equipo. Al final llego la ultima semana de abril que tanto habíamos soñado, junto al equipo nos desplazamos a Barcelona en tren para desde allí volar con los demás participantes hasta Marruecos.
Las dos primeras etapas dormimos en apartamentos y disfrutamos de la zona de montaña de Marruecos y de un clima llevadero. El tercer día toco traslado hacia el desierto, el cambio fue brutal, mucho calor y altas temperaturas.
La tercera etapa se hizo ya muy dura por las condiciones climatologicas, la cuarta tuvimos el primer desfallecimiento del equipo y las largas jornadas fueron pesando. La quinta etapa resulto la más dura teniendo que salvar dos cordones de dunas y nos llevaron a llegar fuera de control junto a unos 40 corredores más. Ya la sexta y ultima fue mas llevadera y conseguimos finalizar esta Titán Desert 2016.
Como bien decía al principio ha sido una gran experiencia el poder ayudar al equipo y disfrutar de algo diferente.
La Titán Desert es una prueba muy recomendable, la experiencia merece la pena, la convivencia en las jaimas con el resto de corredores es algo muy recomendable, allí hemos conocido a gente maravillosa y hemos disfrutado de una larga semana en el desierto.
No se cuando, pero espero volver, tenia ganas de conocer el desierto Marroquí y me ha encantado. Es una prueba muy recomendable.
Os dejo un buen reportaje fotográfico de nuestro paso por la Titán



Foto de equipo unos dias antes de partir para Maruecos.


Recogida del dorsal 


Salida de la primera etapa 


Las bicis preparadas, gran comportamiento de las WRC


En busca de la segunda 


Los dos primeros dias fresquito por la mañana 


Precioso cañón  


Embalando las bicis para el traslado del tercer día 


Llegada a las jaimas 


Así son las jaimas por dentro 


Vista del campamento 


Bici preparada para el comienzo de la tercera etapa 


Amanecer 


Vista de lejos del campamento 


Rodando en grupo 


Al paso por los pequeños poblados los niños se acercan 


Pequeños pueblos 


Etapa Maratón donde cada corredor tiene que llevar el equipaje encima 


Rodando con Valentì Sanjuan 


Largas rectas 


Siempre se nos unían corredores 


Etapas de mucho calor 


Algún día toco lavar ropa 


Precioso amanecer de la cuarta etapa 


Preparando los bocatas de jamón como cada mañana 


Comenzando la cuarta jornada 


En la cuarta etapa llego el primer percance serio del equipo en forma de desfallecimiento por cansancio y golpe de calor 


La quinta jornada fue la mas dura con dos cordones de dunas 


Haciendo amigos 


Zapatillas al manillar y descalzo a pasar las dunas 


Saliendo de uno de los avituallamientos 


La quinta jornada resulto muy dura por el desgaste de las dunas y tuvimos un doble desfallecimiento de calor y cansancio  


Después de seis largas jornadas conseguimos finalizar esta Titan Desert