martes, 30 de diciembre de 2008

BALANCE DEL 2008

Bueno a falta de un día para que finalice el año es hora de hacer balance del 2008. La verdad que a sido un año muy bonito, empezó un poco torcido con el fiasco de la Maratón de Barcelona, después vinieron los 100 kilómetros de Madrid, donde tampoco la cosa fue bien del todo, luego vino ese segundo asalto al Camino de Santiago el cual fue el momento más duro del año, después de fallar una segunda vez estuve a poco de abandonar todo, pero supe reponerme después de una semana muy dura y apartir de ahí la visita al podologo al que no me cansare nunca de alabar, gracias a Jorge Perez, el me devolvió la sonrisa con esas maravillosas plantillas.
Nos metimos en víspera del verano con esa impresionante galopada que fue la Cañada de los Roncales, después vinieron las 30 maratones en agosto, después la cabezonada de la Quebrantahuesos y apenas tres semanas después la travesía de España, para terminar un año de ensueño con marca en la Behobia y en la Maratón de Donosti y como no destacar ese reconocimiento a nivel nacional de los premios Polar Deporte y Corazón. Todo un lujo.
La verdad es que si uno echa la vista atrás en apenas dos años que llevo dedicándome a esto de la ultra-distancia hemos hecho muchas cosas.
Ahora llega el momento de confirmar y de hacer historia de verdad, así que solamente le pido al 2009, que sea el año de la confirmación y que me respete en cuanto a lesiones.
Espero seguir en el 2009 junto a ese gran equipo de apoyo con el cual tenemos muchas batallas que disfrutar.
Mañana para terminar el año mi amigo Sergio Aldaz me a propuesto hacer las tres San Silvestres que hay en Navarra, empezaremos por la mañana en el Valle De Egues, después a las 17:00 correremos en Lerin y terminaremos a las 19:00 en Pamplona, una forma diferente de terminar el año, seguro que el día de año nuevo me acuerdo de la maravillosa idea de Sergio.
Pues nada solamente desearos a todos un buen y feliz año 2009.
La llegada a Tafalla fue uno de los momentos más bonitos del año, tardare en olvidarlo.

Otro momento inolvidable sera ese paseo triunfal por el Boulevard Donostiarra.

No hay comentarios: