miércoles, 7 de mayo de 2008

Balance y reflexión después de dos dias.

Después de dos días en casa la cosa se ve diferente, la verdad es que han sido dos días muy duros, en los que a uno se le pasa por la cabeza de todo.
La salida mas fácil hubiese sido tirar la toalla y decir adiós a todos los demás proyectos que tengo, pero no la vida sigue y si me quitan esa gran ilusión que me hace levantarme todos los días del año de la cama pensando en ese siguiente proyecto no seria la misma persona.
Haciendo balance de lo del Camino de Santiago, la verdad es que ha sido una nueva experiencia muy enriquecedora, en la que hemos conocido muchos amigos y he vuelto con más experiencia.
El fallo de este año a sido que hemos pecado de querer correr demasiado, el camino es muy duro y hay que caminar mas que correr de cara a reservar la musculatura, esto es lo que hizo el bueno de Uría cuando estableció el record de 6 días y 16 horas.
De cara a un próximo intento, que ayer mismo en la radio decía que lo dejaba para un futuro lejano, pues no mi idea es volver el 1 de mayo del próximo año para poder sacarme la espina que llevo dentro y como buen navarro y cabezón, espero estar a las seis de la mañana de ese 1 de mayo de 2009 en la Colegiata de Roncesvalles.
A partir del fin de semana espero retomar a los entrenamientos con la ilusión de un niño para afrontar esas grandes carreras y travesías que tengo preparadas para esta primavera y verano y así ir poniéndome a punto de cara a ese proyecto tan bonito de cruzar España corriendo a beneficio de Aldeas Infantiles SOS.
Muchas gracias a todos los patrocinadores, en especial a ILARDUYA, New Balance y Medilast Sport, que gracias a ellos y a otros más es posible todo lo que estoy haciendo.
Gracias también a Mari, Atilano y Pedro que sin su apoyo y su saber estar, sobre todo en los momentos difíciles no seria posible todo esto.
CORRER NOS HACE LIBRES.

No hay comentarios: