domingo, 30 de noviembre de 2014

COLECCIONISTA DE EXPERIENCIAS

Siempre he dicho que nunca existen dos Maratones iguales, por muchas que llegues a correr nunca dominaras la distancia, siempre que estas sean en competición oficial. Pues bien yo me considero más un coleccionista de experiencias que de Maratones. Cada una es un Mundo.
Llegaba a Donosti con mucha ilusión por romper esa marca de 2:46:11 que logre en 2009, había entrenado muy bien, alternando volumen, series y tiradas largas de calidad, sigo pensando que estaba mejor que nunca.
En Valencia no me encontré del todo cómodo, pero pensé que había sido un mal día sumando a la paliza del viaje.
Esta semana he descansado, ayer apenas hice ningún esfuerzo pensando en hoy domingo.
A las 9:00 se daba la salida, lo mas sorprendente fue salir a 3:48 y marchar muy cómodo y suelto, cuando lo habitual es no ir cómodo los primeros kilómetros. Los cuatro primeros muy bien, incluso llegue a pensar que me quedaría en el grupo de 2:45 con facilidad (iluso de mi, jajaja). Al paso por el kilómetro cinco no marchaba cómodo y me descolgué del grupo, me costaba mucho seguir el ritmo, fueron unos kilómetros muy duros, sobre todo a nivel sicológico, cuando ves que se te va el objetivo y las ilusiones.
Por un momento estuve a punto de tirar la toalla y levantar el pie, ya no tenia objetivo, pero a base de constancia y mucho sufrimiento pase la media en 1:25 larga, la segunda fue agónica, no encontraba ritmo y hasta los últimos cinco kilómetros donde me temple un poco visionando el final no marche nada cómodo.
Ha sido una de las Maratones más sufridas y agónicas de las muchas que he realizado.
Siempre digo que nos tenemos que quedar con el lado positivo de las cosas, pues bien hoy he sido capaz de sufrir mucho más de lo esperado, han sido dos Maratones casi calcadas en quince días. Me quedo con lo mucho que he disfrutado entrenando estos dos últimos meses, recuperando sensaciones que no tenía desde hace dos años corriendo a pie.
Estos dos meses me han servido para no hundirme después del intento fallido de los 50 IM y mantener la mente y el cuerpo ocupados con un objetivo.
Ahora toca preparar y centrarse en esas 24 horas en cinta en favor de GERNA que serán un duro y difícil reto. Mucho mas de lo que os podéis imaginar.
También estoy trabajando contrarreloj en grandes e ilusionantes  proyectos para este próximo 2015 que pronto desvelare con una apuesta muy, muy arriesgada.
Muchas ilusiones y grandes retos es la forma afrontar un gran año nuevo que tenemos a la vuelta de la esquina.



La climatología fue bastante buena para las malas previsiones 


Comenzando el paseo de la Concha


Gesto de sufrimiento


Rostro de cansancio


Casi los mismos números que en Valencia


Con esta ya son nueve mis participaciones en Donosti


Ayer sábado grabando unas cuñas en la Cadena SER para el reto de GERNA


En 14 días me enfrentare a un reto muy duro y difícil, permanecer esas 24 horas encima de una cinta

2 comentarios:

Unknown dijo...

Enhorabuena Riki gran marca y gran maratón, siempre positivo nunca "negatifo",jajaja de quien sera esa frase,jaja. El mundo nuestro del corredor es así como bien dices todos los días no son iguales, ni de entrenamiento ni de competir, incluso en los descanso también nos sentimos raro, pero bueno nos quedamos con que amamos este bonito deporte y lo disfrutamos y sufrimos como el que más. Tu sigues así con tu filosofia de hacer las cosas como más te gusta que con el tiempo todo llega. ahora a pensar en ese duro y dificíl reto donde esperemos que la participación sea de escandalo. Besitos

achuchonsitros para todos

Unknown dijo...

Muy bien Riki,me encanta esa capacidad de sacar lo positivo de las cosas,que grande eres
Saludos a todos
Burus