martes, 24 de junio de 2014

DOBLE QUEBRANTAHUESOS: CUANDO LA LÓGICA SE IMPONE A LA ILUSIÓN

No pudo ser, como era de prever la lógica estuvo por encima de las ilusiones que llevaba.
El viernes a media mañana puse rumbo a Sabiñanigo después de apenas dormir cuatro horas. Allí estuve toda la tarde en la feria del corredor atendiendo compromisos y charlando con muchos amigos.
Después marche a cenar con el amigo Diego Villas y Pilar.
A las 6:00 sonaba el despertador y con mucha ilusión desayunamos antes de dirigirnos hacia la salida.
Sobre las 7:30 comenzaba el reto, los primeros kilómetros en bici pase un poco miedo por los continuos frenazos y acelerones que daba el gran pelotón hasta llegar a Somport, la subida se hizo muy cómoda, después el largo descenso y el ascenso al Marie Blanque con muchísimo calor y humedad, rápido descenso antes de comenzar el largo Portalet, este se hizo llevadero por el viento de cara que te permitía respirar. Los últimos kilómetros cogí un buen grupo que me llevo sin desgaste hasta la línea de meta que cruce en un tiempo de 7h 15m.
Me baje de la bici un poco acalorado pero muy entero físicamente, me di un buen remojón, comí algo y nos dirigimos hacia la salida. Allí me esperaban Roberto Iglesias y Fernando Escartin para darme la salida a esta segunda vuelta a pie.
Comencé en compañía de José Luis corriendo a mi lado, hacia muchísimo calor. Desde el comienzo ya me di cuenta que no marchaba suelto y bien, así que decidí comenzar a ritmos tranquilos, cercanos a 6:00/Km, pasando Jaca hice un pequeña parada a comer algo, la temperatura comenzaba a ser mas agradable, pero nada mas comenzar mi musculatura marchaba como acalambrada, síntomas de una deshidratación, enseguida note molestias en mi cuadriceps derecho y vi que la cosa no iba bien. Así con más pena que gloria coronamos Somport al anochecer y viendo los malos síntomas decidí cenar y marchar para casa.
Me dio muchísima rabia tomar esta decisión, pero pienso fue lo más razonable viendo mi estado.
Tenía mucha ilusión en este reto y eso me pudo, sabía que era descabellado y una locura después de dos meses de parón y tan solo dos semanas corriendo embarcarse en un reto tan complicado. Pero el cuerpo me pedía por lo menos intentarlo.
Como dice el dicho “a lo hecho, pecho”, no me arrepiento de nada, ni lo considero ningún fracaso teniendo en cuenta las circunstancias, es un reto complicadísimo aun estando bien.
Agradecer como siempre la gran labor de ese equipo de apoyo formado por Javier Ongay, José Luis Martínez y el amigo Albertxo.
También agradecer el apoyo de la organización que siempre han respaldado todas mis iniciativas de reto con la Quebrantahuesos.
El lunes realice una entreno de 32 kilómetros con bastantes buenas sensaciones, esto me ha llevado a marcarme un mini reto para esta semana.
Hoy he comenzado con el, se trata de completar cinco Maratones en cinco días, desde hoy martes hasta el próximo sábado que terminare con la San Fermín Maratón, este reto me servirá para coger tono muscular y recuperar sensaciones corriendo, aun estoy muy torpe y falto de ritmo.
Hoy he realizado la primera en 3h 38m.



Gran ambiente el viernes en la Feria


Momentos antes de la salida


Todo preparado


Allá vamos


Al terminar la bici con Xavi y Oscar de Medilast


Unas palabras antes de comenzar a correr


Con Fernando Escartin antes de darme la salida


Salida


Primeros kilómetros acompañado de José Luis


Albertxo en bici cogería el relevo


Gran equipo humano como siempre para la ocasión 

3 comentarios:

Unknown dijo...

Enhorabuena por la Quebrantahuesos dura de cojones. No pudiste conseguir tu objetivo, el parón te ha venido fatal y tu quisiste intentarlo y eso es de valiente, tu eres hombre de retos duros y no te ibas a quedar con las ganas de hacerlo en las dos modalidades, no pudo ser pero no pasa nada eso no es un fracaso, es una victoria, así que quedate satisfecho. Y que mejor motivación que hacer estos maratones y cuando estés corriendo piensa lo vivido en ese reto de los 607 te sentirás feliz y orgulloso por todo lo que llevas hecho. Y del equipo que vamos a decir gente, grande, humilde, sencilla siempre que pueden están a tu lado y encontrar gente así no es nada fácil (que pelota soy me debeís unas cañas,jajaja). Besitos

achuchonsitos para todos

Unknown dijo...

Eres grande y lo conseguirás, ánimo!

albertxo dijo...

Riki lo ha resumido perfectamente. Cuando no se puede, no se puede y punto. Nadie mejor que él conoce su estado de forma. Lo intentó y no pudo ser.
Obviamente, de fracaso, rien de rien.

Como siempre, un auténtico placer poder apoyar a Riki, con Angus Young en mi pecho y la burra para pedalear.

Y del resto del equipo de apoyo, no puedo decir más que parabienes. Ongay, un fenómeno al volante y Jose Luis, gran trotador y reportero fotográfico.

Supongo que habrá tercer intento y allí estaremos, si nuestra agenda lo permite.

5 días y 5 maratones, cinco... Emilio, termina la frase jejeje

Un abrazo
Albertxo