lunes, 27 de enero de 2014

TRAVESÍA DE NAVARRA (CUANDO LAS COSAS NO SALEN BIEN)

Ayer noche a eso de las 23:40 comenzaba en compañía de Héctor Abad y Miguel Arburua con la Travesía Navarra.
Comenzamos con una intensa lluvia que nos ha ido acompañando durante toda la noche, los primeros kilómetros fueron rápidos y muy bien acompañado por Txema Sesma, Héctor Abad y Miguel Arburua que se iban turnando para que no estuviera solo, al llegar a Oronoz Mugaire cogió el relevo Ibai que hizo el resto de la noche en bici a mi lado.
El ascenso de Velate fue largo, duro y mermo mucho mis fuerzas, estuvimos acompañados durante todo la ascensión por la niebla y la lluvia que nos dejo fríos y empapados, la salida de Velate a la general resulto difícil con bastantes camiones que pasaban muy deprisa en medio de la noche.
Las cuatro horas entre las 4:00 de la madrugada y las 8:00 hora del amanecer fueron especialmente duras y difíciles.
Llegue a Arre amaneciendo y allí aparecieron de nuevo Txema y Héctor para guiarme a cruzar Pamplona, en ese momento marchaba muy destemplado me parecía imposible poder llegar a Cortes, pero al salir de Pamplona comí algo y sorprendentemente ayudado del sol y las agradables temperaturas me fui encontrando mejor pasando todo de ser negro oscuro a un gris tirando a blanco,  pensé que seria capaz de terminar mi travesía.
Llegue a Tafalla con 116 kilómetros, algo mas de lo esperado con las continuas salidas y entradas a la autovia, muy motivado y oliendo el final pare un poco y comí algo al salir de Tafalla.
Al retomar la ruta note un dolor en mi cadera derecha, pensé que seria cuestión de calentar la musculatura y que pasaría con el paso de los kilómetros, caminaba y al ponerme a correr el dolor se acentuaba mas, pare y mi masajista Atilano me puso unas tiras para aliviar el dolor, pero aun así me molestaba mucho al correr. Seguí caminando una hora mas hasta llegar al kilómetro 126,5 y con gran impotencia decidí parar a la altura de la gasolinera de Pitillas.
Han sido 16h 19m para recorrer los 126,5 kilómetros que separan el puente de Endarlaza de la gasolinera de Pitillas.
Me ha dado mucha rabia, el abandono es una palabra que no me gusta, pero pienso ha sido una decisión acertada, no era cuestión de seguir así los 60 kilómetros restantes.
El test de hoy no ha sido positivo, así como hace una semana realice una Javierada de ida y vuelta con sus casi 100 kilómetros en solitario y unas sensaciones inmejorables hoy ha tocado morder polvo.
Seguramente el frío y la lluvia de la noche han pasado factura a mi musculatura.
La conclusión que saco del día de hoy es que la vida sigue y seguiré luchando por mis sueños y mis próximas metas, días como el de hoy me hacen sentirme humano y valorar mas aun la dificultad de este tipo de retos tan complicados.
Agradecer el apoyo y la gran labor de todo el equipo de apoyo en esta travesía, Ati, Javier Ongay, Ibai, Burus, Txema, Héctor, Otazu y Peri. No me cansare de repetir siempre lo mismo, si algo valoro en esta vida eso son las amistades y rodearme de personas como todos vosotros para llevar a cabo este tipo de retos es un privilegio.
Espero sacarme la espina el próximo mes de febrero en esas 24 Horas Solidarias de la Vuelta del Castillo que servirán para hacer una gran recogida de alimentos el fin de semana del 15 y 16 de febrero.



El recorrido de hoy


El perfil


Momento de la salida con Burus y Héctor


Bien arropado por Burus y Txema


Aprovechando el resguardo del maletero


Buen paso en busca del amanecer


Escoltado por Héctor al paso por Mendillorri


Camino de Noain


En busca de Tafalla acompañado de Otazu


Paso por El Maño


Camino de Tafalla con mi amigo Juanjo


Entrando en Tafalla


Paso por la Plaza de Navarra


Saludando a mi pequeña Ainhoa al paso por Tafalla


Últimos metros antes del abandono

7 comentarios:

Juantxo dijo...

Aúpa Riki, aúpa.
Leo con emoción lo crónica y se me ponen -una vez más- los pelos como escarpias.
Para todos los que no conozcan la zona por los que has hecho tus primeros 90 kilómetros hasta Pamplona, hay que decir que es tan hermosa como infernal cuando hace mal tiempo. La lluvia, el viento, la niebla y la humedad del río y del bosque se agarran como lapas. Si a eso le añades el endiablado y peligroso tráfico en algunos tramos el panaroma era para echarse a temblar.
Esos 126 kilómetros tienen un valor enorme y te van a dar una gran fuerza para los demás retos. Como tiene un valor incalculable esa cuadrilla que ha estado contigo durante tantas horas. Un abrazo solidario para ellos. Qué grandes sois txavales. Ya lo dice bien Ricardo:sin vosotros nada sería posible.

Venga, salud, hoy más que nunca y cuida esa cadera.
Un abrazo

Carlos Barco dijo...

Vamos Riki!!
Dentro de los humanos, tú eres un superclase. Solo las molestias físicas te han hecho abandonar, así son de duros los retos que te propones, porque también no se pueden superar.

Un abrazo!!

Jose Luis Martinez dijo...

Yo dentro de lo negativo Ricardo,saco algo positivo....eres humano y las inclemencias te afectan como a todos,lo que pasa que a ti te afectan mas tarde,currarse 126 kms con esas condiciones,no es moco de pavo y si hiciera buen tiempo y aire de espalda,tampoco seria moco de pavo,asi que enhorabuena Rubiales

Te planteas unos retos durisimos y dificiles de llevar a cabo y tu nunca te achantas,para haber parado hoy,te tenia que doler mucho la cadera o bien ser sensato y reservarla para las 24 horas de Pamplona

Nos tienes acostumbrados a que todo lo que te propones,lo realizas sin esfuerzo y eso no es asi,sufres como el que mas,pero a cabezon y a resistencia no te gana nadie en este planeta de 6000 millones de almas y demostrado esta.

Ahora a descansar y recuperar bien la cadera,que en Pamplona tienes que dar el DO de pecho por esa causa tan noble,igual que en todas las que te embarcas y como dice el amigo Juantxo SALUD

Un saludo
Jose Luis Martinez (Burgos)

albertxo dijo...

A mí no se me ocurre nada más. Me parecen muy acertados los 3 comentarios, no sé qué más añadir.

Sólamente una cosa, felicitar a toda la tropa de ayudantes que ha tenido Riki. "Nunca caminarás solo".

A recuperar esa cadera.
Nos vemos en Pamplona.

Un abrazo
Albertxo

Unknown dijo...

Siempre no salen las cosas como deseamos y a veces no terminar estos retos, engrandecen a uno más. Tuviste el coraje de salir cerca de las doce de la noche con unas inclemencia climatologica nada favorable y pasar una noche solo "regular". Otros ni lo hubieran intentado, tu lo intentaste y eso dice mucho sobre lo duro y cabezón,jaajaja que eres. Como dices la vida sigue y seguro que hoy estas mejor y con ganas de afrontar futuros retos,Riki solo hay uno y ese eres tu, tienes corazón, fuerza,coraje, capacidad de sacrificio y sufrimiento coraje,valor, sabiduria, todo esto te hace ser un atleta excepcional que nunca se da por vencido y lucha por unos sueños inalcanzable para muchos. Besitos

Y del grupo de apoyo que decir gente humilde, sincera, que siempre estan a tu lado cuando los necesitas y eso hoy en día vale su peso en oro.

achuchonsitos para todos

burus dijo...

amigo no le des mas vueltas,cuando no es el dia no es el dia y a otra cosa campeon que objetivos no te faltan.
En cuanto a los apoyos... te los ganas tu con tu gran humanidad
saludos a todos

Unknown dijo...

ANIMO CAMPEON ..esos 126km valen el doble tienen un merico fantastico con ese tiempo tan malo YO no salgo ni de fiesta jjijijiji ANIMO y a lor tus SUPERRRETOSSS