jueves, 21 de abril de 2011

DIA 203: ROSA Y GONZALO

Sobre las 9:10 comenzabamos un buen grupo la Maratón de hoy, de salida me acompañaban Pablo, Cristina, Gonzalo y Santi corriendo, en bici nos seguian Rosa y Juan. Los primeros kilómetros han sido bastante exigentes con dos duras subidas, después del paso por la media maratón hemos entrado en Santander y hemos disfrutado de la brisa del mar y de los bonitos paisajes junto al mar. Mientras tanto mis acompañantes se turnaban correr y montar en bici para estar todo el recorrido perfectamente acompañado. Al llegar al Sardinero he realizado la ascensión junto a Pablo al Faro, después hemos bajado y ya en el kilómetro 33 me he quedado corriendo en solitario para terminar los 42,22 kilómetros en 3h 57m.

Hemos pasado un bonito día y hemos difrutado de lo lindo en compañia de Pablo, Cristina y la familia de ambos.

La Maratón de hoy va dedicada a Rosa y Gonzalo, ellos han apadrinado el recorrido integro del día de hoy. GRACIAS pareja por vuestra aportación al proyecto y por vuestra hospitalidad.










Salida: Santi, Gonzalo, Rosa, Juan, Cristina y Pablo.


Con Pablo en lo alto del Faro.


El numero de Maratón de hoy marcado en la arena de la playa.


Llegada junto a Rosa y Gonzalo.


5 comentarios:

emilio dijo...

Extraordinaria compañia para la maraton 203, espero que esteis disfrutando estas minis vacaciones y que el tiempo os acompañe, porque aqui lleva lloviendo fuerte todo el dia.Pues lo dicho a correr a disfrutar y a comer.........porque comer comeis una jarta,jajaja. ABRAZOS Y BESITOS PARA TODOS


pd, mira que tirar la copa, claro no estan acostumbrados a ganar.........y encima el autobus sin seguro, han tenido que poner una hucha para recaudar euros para repararla, porque claro con el sueldesito que tienen no le llegan,jajaja

achuchonsitos para todos............y para el que no lo quiera que se compre un botijo,jajaja

Pablo Solinís dijo...

Lo hemos pasado muy bien y el tiempo está siendo bueno. Hoy salimos mas temprano para evitar el sol del mediodía, nos adentraremos en la montaña a través de una antigua vía de tren acondicionada como carril bici. Será una bella travesía y algo mas facilita que la de ayer.

También seremos un grupito mas numeroso, hemos quedado doce personas para salir (a ver cuántos llega, jaja)

Anónimo dijo...

Gracias a ti Riki por ilusionarnos dia tras dia, estamos enamorados de ti y tu reto, eres en lo primero que pensamos cuando nos despertamos y tu blog es lo ultimo que miramos antes de dormir.
Ayer pasamos un dia precioso, nos quedan otros dos, Emilio no paramos de comer, esto es correr-comer-correr-comer, y claro ya sabes quien quema las calorias, los demas a ponernos redonducos, y que vivan estos excesos porque lo estamos pasando en grande!
Saludos a todos,
Rosa

albertxo dijo...

Santander, bella ciudad cántabra, ideal para pasar unos días de descanso. Riki, no te podrás quejar, hoy has estado muy bien acompañado (y muy bien organizados y sincronizados). Y parece que mañana vais a ser multitud (tantos como apóstoles).

Disfruta de estos días de descanso junto a tu familia de esos parajes, de sus gentes y de su gastronomía.

Emilio, al Málaga o a la Real no le hubiera pasado eso, porque la llevarían pegada a la mano con Loctite, pegamento Imedio o cola de carpintero.

---
Tal día como hoy, en 1486 Fernando el Católico deroga los malos usos señoriales, incluida la remensa.


Remensa, del latín redimentia. Así se designaba en la Corona de Aragón, en la Edad Media, el pago que en concepto de rescate habían de dar los payeses (campesinos) a su señor para abandonar la tierra.

Posteriormente, por asimilación, se aplicó el término para denominar a los cultivadores sujetos a esta condición. Así, pues, los payeses de remensa, o simplemente los remensas, eran cultivadores de tierras ajenas adscritos a ellas de modo forzoso y hereditario. Jurídicamente, eran hombres libres, pero esta libertad estaba limitada por los vínculos que les unían al predio que cultivaban y, a través de él, al señor. Su condición no difiere esencialmente de la de los campesinos adscritos en otros territorios peninsulares y en el resto de la Europa medieval, con la denominación habitual de siervos, pero las especiales circunstancias políticas, sociales y económicas de la Cataluña medieval dan notorio relieve a esta clase social.

Un abrazo
Albertxo

Juantxo dijo...

Fenómeno Riki, fenómeno. Felicitaciones por la 203. Te mandamos un abrazo familiar a tí y a todo ese pedazo de clan familiar que habéis montado ahí en Cantabria. Así da gusto ver a la gente.

Un abrazo para todas y todos. El mejor deseo de buena camaradería, tiempo, salud y, aunque parezca imposible para la mayoría de humanos, descanso y caña a la orillica del mar y en la montaña.