miércoles, 2 de febrero de 2011

DIA 125: EMILIO AZUAGA

Día largo y complicado. Esta mañana y cuando solamente llevaba tres horas acostado me ha despertado mi mujer Ivana, teníamos que salir en busca de Ainhoa, habían llamado del colegio que Ainhoa no se encontraba bien, así que me he vestido y hemos bajado en busca de Ainhoa, luego hemos subido a Pamplona, donde hemos pasado la mañana en urgencias y haciendole pruebas.
Sobre las 15:40 llegábamos a casa, aun con mucho sueño y sin ninguna gana de correr, me he calzado las zapatillas y sobre las 16:00 he salido en busca de Víctor Buñuel, juntos hemos dado una vuelta por los caminos de la Torre Beratxa, para después regresar a Tafalla. Después he subido un par de kilómetros por la carretera de Artajona para hacer hora y pasar en busca de Fernando Dorronsoro, juntos hemos dado la vuelta a Pueyo por caminos, luego hemos regresado a Tafalla anocheciendo y he completado los últimos diez kilómetros en solitario por las calles de Tafalla.
Han sido 42,20 kilómetros en 3h 53m.
He llamado a la fabrica y me he cogido un merecido día de descanso, estoy muy cansado.
Siempre he pensado que en este reto además de tener mucha suerte y que no me pase nada a mi, nos tiene que acompañar la suerte a todas las personas de mi alrededor, cualquier problema o enfermedad familiar puede dar al traste con el reto. Hoy ha sido muy difícil buscar la motivacion, mas vale que esta semana estoy pletorico en el aspecto sicológico.
Agradecer a Víctor Buñuel, su apoyo en estos días dificiles. Esta siendo una pieza clave en los días con problemas.
La Maratón de hoy va dedicada a Emilio Azuaga. Gracias Emilio por tu constante apoyo en todos los aspectos.




Volviendo a Tafalla con Victor.

En busca de Fernando.

Cara de cansancio: día difícil.

Hora de ir a la cama.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que no haya sido nada importante lo de la niña y solo quede en un susto.
Un fuerte abrazo para toda la familia.
Cristina

Juantxo dijo...

Bien Riki, bien.
Bravo Victor, bravo.

El mejor descanso y recuperación después de este día tan chungo que has superado.
Un abrazo especial para el amigo Victor por esa pedazo ayuda tan necesaria para superar los momentos difíciles.
Otro abrazo para esa preciosa rubia pequeñita, tu Ainhoa, a la que le deseo lo mejor.

Seguimos aquí, empujando fuerte desde el teclado.
Juantxo

Anónimo dijo...

lo primero de todo,espero que Ainhoa
este bien,lo siguiente seguir admirando tu fuerza mentay por ultimo
agradecer la gran labor de apoyo que hacen tus amigos acompañandote
saludos a todos
burus
p.d.hoy saludos especiales a Emilio

emilio dijo...

Espero que tu hija se encuentre bien de salud, que eso es lo mas importante, dale un besito de mi parte. La 125 y con mucho esfuerzo y sacrificio, en dias asi el factor psicologico ayuda mucho y como dices de esto anda bien y un saludo al amigo victor buñuel y fernando dorronsoro que siempre estan ahi.Gracias por la dedicatoria,mientras pueda te seguire apoyando en lo buenamente que pueda, porque para mi si eres un idolo, porque yo siempre estare al lado del corredor popular,porque hacemos lo que nos gusta y sacrificamos muchas horas al cabo de los dias.UN ABRAZO Y MUCHA SALUD PARA TODOS

pd. gracias burus yo tambien te quiero.
pd. y no le va a caer nada al Madrid en la final de la copa del rey...........dicen que la seleccion española es un circo, el atletic pone los leones, el barcelona a los malabarista y el MADRID A LOS PAYASOS,JAJAJAJA

ACHUCHONSITOS PARA TODOSSSSSSSSSSSSSS

me voy a dormir que las 5h 15m estan ahi.

albertxo dijo...

Kaixo Riki.

Efectivamente, necesitas suerte (buena suerte) para que todos los elementos se alien a tu favor.

Hoy has tenido un contratiempo y lo has sabido solventar. Tienes que RESISTIR.

Espero que Ainhoa vuelva a estar en plenitud, feliz y contenta, y curada.

¡Qué gran compañía estás teniendo, se están portando muy bien tus acompañantes, y como dice Burus, con la excusa, se van a poner en plena forma los muy judíos!

Emilio felicidades (y otro achuconsito para tí).

---
Tal día como hoy, en 1878 se fundó en Argentina la ciudad de RESISTENCIA (Chaco), en memoria del fortín establecido en el lugar, que resistió a las invasiones indígenas.

"Resistiré, resistiré hasta el fin..." (como decían los Barón Rojo).

Un abrazo
Albertxo

Álvaro, Salamanca dijo...

Eso es fuerza de voluntad!!!.
Después de un día tan jodido, el susto de tu hija, dormir 3 horas,...... y luego una maratón. Menos mal que te pudiste coger el día.

Un besito para Ainhoa desde Salamanca.

Espero que hayas descansado bien. Tienes una cuarta parte del reto hecho. ¡Casi nada!

Aupa Riki!!!!!!!

Anónimo dijo...

el curro,la niña...,pero aun no sabes a tu edad las prioridades de una persona adulta y responsable?
no haces mas que el tonto.
Alberto.

Wifi dijo...

Alberto veo que sigues visitando "nuestro blog". Y digo nuestro porque a pesar de que es el blog de Ricardo Abad se a creado una familia de amigos con todos sus contertulios y es por eso que ya lo consideramos nuestro.

Como decía veo que sigues visitando el blog, señal inequívoca de que te gusta leerlo o al menos si que te pica la curiosidad y te llama la atención el hacerlo. Bien, de eso se trata. De dar a conocer lo que hace Ricardo Abad. Retos que para algunos son hacer el tonto y para otros son fuente de inspiración para salir a trotar unos kilómetros y con ello conseguir tener una buena forma física y mental. Y sobre todo despegar el culo del Chaise Longue.

Algunos como creo que es tu caso preferís el Chaise Longue y no te lo critico, cada uno se puede matar como quiera. Mira de niño recuerdo las visitas que le hacia a una tía mía en un pueblecito de montaña y lo que mas me gustaba era visitar la cuadra y ver al cerdo que alimentaban cebándolo para la matanza. Perdona pero es que el cerdo que cebaba mi tía me recuerda mucho a los del culo pegado al Chaise Longue.

Se puede estar de acuerdo o no con lo que hace Ricardo. Este es un blog libre para opinar. Pero lo que no se puede es entrar con una falta de respeto total a insultar a Ricardo.
Un saludo alberto, jo como me recuerdas al cerdo que cebaba mi tía.