martes, 30 de junio de 2009

MAÑANA DE AGUJETAS Y DE PRUEBAS.

Aunque parezca mentira hoy me he levantado de la cama con unas agujetas impresionantes, mis cuadriceps con el paso de los días están mas tensos y me duelen muchisimo al andar, así que he decidido estar un rato mas en la cama estirando y recortar kilómetros. He salido a las 9:00, el termómetro ya marcaba 24 ºC, he subido hacia Olleta, de inicio cada vez que golpeaba con el pie en el suelo, mis cuadriceps molestaban muchisimo, después con el paso del rato me he ido encontrando mejor, así pues he llegado a Olleta donde me he refrescado, entonces he decidido probar a subir el puerto andando rápido en vez de corriendo, cual ha sido mi sorpresa que solamente me ha costado 23m 06s a una media de 7,4 Km/h, cuando el otro día me costo subirlo corriendo tranquilo 16m 18s a una media de 10,3 Km/h, conclusión que por menos de siete minutos no merece la pena castigar la musculatura y subir corriendo ni el viernes en el test de las cuatro vueltas ni el día de las diez vueltas, ya que la musculatura sube mucho mas relajada andando y psicológicamente ayuda mucho el pensar que llega el puerto y tienes un respiro.
Al final 36,56 Km en 3 horas y 19 minutos.
Con el paso de la tarde parece que mis cuadriceps se están recuperando, por experiencia de otras veces esto se pasa con los días. Estas son las secuelas de la bajada de Peña Ezcaurre.

Entre los puntos 1 y 2 esta el puerto.

Subiendo el puerto.

Ultimas dos rampas antes de coronar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que ver lo que aprendo con tus meditaciones y tus cálculos. Entre otras cosas que no hace más el más burro, sino el que más lejos llega (lo digo por subir andando la cuesta, que me parece una idea brillante cuando se trata de un reto en el que hay que ser conservador a ultranza). Otra cosa curiosa es lo del cuerpo. Te machacas, te pones fino, estás explosivo, perfecto. Pero llega un día en el que mueves músculos distintos, o los mismos de manera distinta, y zaca, agujetas y dolor. Manda narices el cuerpo, ¿verdad? Por eso los que hacemos deporte tenemos siempre un reto total con nosotros: nunca nada está bajo nuestro entero control. Si eso no es apasionante, que me digan qué es apasionante.
Un abrazo, CAMPEÓN
Quique (de Santiago)

Trapatroles dijo...

Hola Ricardo
Ya te tengo en los enlaces de mi blog y a partir de ahora te podemos seguir por el ciberespacio, y no sólo por TV.
¡Ánimo campeón!

Paco Montoro dijo...

Hola Ricardo. llevo meses siguiendo tu blogs y permíteme felicitarte por todas tus gesta, haces grande este bendito deporte.
Saludos